Los titulares de instalaciones frigoríficas tienen la obligación según la normativa del reglamento de seguridad de instalaciones frigoríficas:

– Deben contratar el Mantenimiento y revisiones periódicas obligatorias

– Es obligatorio Legalizarlas. Si la instalación no lo estaba en octubre de 2019 debe hacerlo ANTES de octubre de 2022

– Realizar un control de fugas periódicamente.

– Llevar a cabo la revisión periódica obligatoria de los sistemas cada cinco o diez años.

Mantener al día el libro registro de la instalación frigorífica.

El INCUMPLIMIENTO de estas obligaciones básicas está sancionado, según prevé el Reglamento de seguridad para instalaciones frigoríficas y sus instrucciones técnicas complementarias, según que la infracción se considere: a) muy grave   b) grave   c) leve.

Por ejemplo, la Ley de seguridad industrial de los establecimientos, instalaciones y productos clasifica como una falta grave “f) No contratar… los servicios de mantenimiento y de inspección periódica cuando lo exijan los reglamentos técnicos de seguridad industrial aplicables.” (artículo 26,1). Y esta falta puede ser sancionada con una multa de 5.001.-€ a 100.000.-€.

Aparte de sancionar la irregularidad, el órgano competente puede acordar la paralización temporal de la actividad, total o parcialmente, y puede requerir a los responsables para que corrijan las deficiencias o ajusten el funcionamiento a las normas, mientras el organismo no compruebe que se han arreglado las causas que han motivado la suspensión.

El Reglamento también prevé, en relación a la regularización ya comentada, para los Titulares de las instalaciones de nivel 1 o de nivel 2 que no estuvieran inscritas en octubre de 2019, que tienen hasta octubre de 2022 para presentar la documentación. La no presentación de la documentación en este plazo será una infracción grave de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria. Y puede ser sancionado con la misma sanción.

Si necesitas asesoramiento no dudes en contactar con nosotros.