Hay negocios, como por ejemplo en la hostelería, en los que es imprescindible disponer de una máquina fabricadora de hielo para poder garantizar el abastecimiento de hielo. En este artículo vamos a ver cómo funcionan estas máquinas.

hielo

¿Como se hace el hielo?

El agua procedente de una fuente exterior pasa por un revestimiento metálico extremadamente gélido que en menos de 60 segundos convierte el agua en columnas de hielo. Esto es posible por la emisión de un gas refrigerante dentro de una serie de bobinas, que al forzar la emisión de gases dentro de las bobinas, se produce un calentamiento natural.

Cuando el gas está caliente, este refrigerante sale hacía unos tubos de mayor diámetro y al enfriarse, comienza la condensación del gas. Este gas en las bobinas se vuelve líquido y la condensación del gas se lleva a un evaporador, que incluye un diseño de doble descarga.

Mientras que todo esto está en funcionamiento, hay una reserva de agua que la mantiene circulando constantemente sobre el evaporador. Esta acción es lo que hace que el agua se enfríe hasta llevarla al punto de congelación.

Tiempo y cantidad

Se tarda aproximadamente 24 horas para que la máquina de hielo comience a producir hielo utilizable. El aire presente en las tuberías de agua puede hacer que la máquina de hielo inicie dos o tres veces antes de hacer una bandeja llena de hielo.

La máquina parará de hacer hielo cuando el congelador donde se almacenan ya no tenga espacio suficiente para más cubitos. Estos cubitos pueden ser de diferentes formas ya que según la máquina de hielo pueden salir de una u otra manera, pero lo más habitual son los cubos de hielos cuadrados y cilíndricos, aunque también se fabrican en forma de escamas.

¿Dónde situar la máquina?

Es importante que la máquina se encuentre en un lugar que no sea muy caluroso, pero tampoco excesivamente frío. Por eso, en las cocinas, se recomienda situarla lo más alejado posible de hornos u otras fuentes de calor. Por supuesto, el lugar debe ser de fácil acceso para conectar con facilidad con la electricidad y el agua y con espacio suficiente para que la máquina pueda refrigerarse de manera natural.

En Exclusivas Frigoríficas ponemos a tu disposición máquinas fabricadoras de hielo de diferentes capacidades, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tu negocio.