En este artículo te explicamos como limpiar un arcón congelador en sencillos pasos y así, hacer un mantenimiento periódico para que tu equipo industrial mantenga las mismas prestaciones que el primer día. La limpieza de los arones congeladores es sencilla y podrás hacerlo tú en sencillos pasos.

Antes de todo es importante saber todos los aspectos de los arcones congeladores y así tener más conocimiento sobre el uso de esa maquinaria.

En Exclusivas Frigoríficas tenemos muchos tipos de arcones congeladores. Por tanto, lo primero que debes hacer es informarte de que modelo de arcón se adapta mejor a las necesidades de tu negocio. Puedes contactar con nosotros aquí y te asesoraremos sin compromiso.

El modelo que hayas escogido influirá en la dificultad o facilidad de limpieza y mantenimiento.

 

Suciedad en el arcón congelador

Con un uso continuado del equipo con el tiempo acaba acumulándose suciedad en su interior. Por eso lo que debemos hacer es, primero, vaciar el arcón. Extraer todos los alimentos que estén en su interior.
¡No los deposites en el suelo! El suelo está a otra temperatura y podría romperse la cadena de frío perdiendo parte de sus propiedades.
Lo que debes de hacer es colocar estos productos en otro arcón congelador o en cualquier otra cámara de congelación que los mantenga a la misma temperatura.

Deshacer el hielo del congelador

Segundo paso y por el cual estás leyendo este artículo es limpiar el arcón. Para eso, hay que deshacer todo el hielo que haya en el interior. Con el tiempo es común ver bloques de hielo en las esquinas o tapas del arcón congelador. No hace falta que desenchufes el arcón (aunque es recomendable para acelerar el proceso). Muchas veces este tipo de maquinaria pesada está colocada con precisión en los recovecos de las cocinas industriales, pasillos o salas, por tanto, es muy posible que se te haga complicado mover el congelador para poder desenchufarlo.
Con dejar la tapa o puerta abierta es suficiente. El hielo se derretirá de forma natural. Si no dispones de mucho tiempo y quieres acelerar el proceso puedes verter algo de agua caliente.
Cuando el hielo se deshaga es necesario absorberlo con una esponja, trapo o cualquier papel absorbente.

Limpieza interior del arcón

Una vez esté seco el arcón procede a limpiarlo con un trapo limpio y seco. Te recomendamos que no uses un estropajo. Su superficie rugosa hace que no sea eficaz y además según de que tipo sea puede, incluso, hasta rayar el equipo.

No uses jabón para la limpieza de los arcones congeladores. Es difícil de aclarar y sus residuos pueden afectar negativamente al sabor de los alimentos.

Si la suciedad está incrustada el uso de una pasta suave de bicarbonato de sosa y agua puede ayudarte. La sosa es importante porque absorbe los malos olores.

Como último paso ya puedes conectar el equipo industrial a la corriente. Te recomendamos que lo hagas con la tapa del arcón cerrada y mantenerlo así uno 35 minutos antes de volver a introducir los alimentos en su interior.