Los arcones congeladores ofrecen multitud de modelos con diferentes almacenajes, en función de las características y espacio disponible en cada negocio.

Es muy importante elegir una capacidad adecuada al servicio ofrecido por tu bar o restaurante. Una mala elección puede ocasionar un inútil despilfarro económico y energético.

Es un tipo de maquinaria que se usa mucho en el sector de la hostelería, que permite ser más eficiente entorno a las necesidades de congelación de una cocina profesional.

Su función principal consiste en el almacenaje de comida a partir de –18 ºC, evitando así la actividad bacteriológica y enzimática que descompone los alimentos.

Detalles a tener en cuenta de los arcones congeladores:

Tamaño:

Es una de las características más importantes. El tamaño de esta maquinaria dependerá del lugar disponible que tenemos para nuestro arcón congelador. También hay que tener en cuenta el volumen de alimentos congelados que queremos tener en el interior.

Eficiencia energética:

En este aspecto, hay que fijarse en la clasificación energética del arcón congelador. También es importante mencionar que un arcón congelador habitualmente semivacío aumenta el gasto en el consumo. Con el tiempo, además, produce acumulaciones de hielo.

Capacidad útil:

Para hacerte una idea de cuantos alimentos te van a caber en tu nuevo congelador debes fijarte en la capacidad útil. La capacidad de un arcón congelador se mide en litros, y puede haber algunos que alcanzan los 3.000 litros.

Luces Interiores:

También es una característica importante del arcón congelador a escoger. Dependiendo del lugar donde lo vamos a instalar, puede haber más o menos luz. En una cocina profesional el tiempo es muy importante, por lo que ver claramente los alimentos almacenados dentro del arcón congelador nos facilitará el trabajo. Además, de este modo también evitamos tener la puerta abierta demasiado tiempo.

 Limpieza y mantenimiento:

Así como la correcta elección del arcón congelador es importante, el mantenimiento y la limpieza de éste también.

Para ello, debes vaciar el arcón y deshacer todo el hielo generado en su interior. Posteriormente, se debe vaciar el agua y una vez seco se puede proceder a limpiar el interior.

Es importante disponer de otro arcón o una cámara de congelación para guardar los alimentos que hemos vaciado del arcón a limpiar, para no romper el proceso de congelación.

En Exclusivas Frigoríficas contamos con un gran catálogo de arcones congeladores que puedas encontrar el ideal que se adapte a tus necesidades.