Hoy en día, la carne es uno de los alimentos de mayor consumo a nivel mundial. Se trata de un producto de alta demanda y que necesita ser conservado con mucho detenimiento. Para ello, es vital disponer de cámaras frigoríficas para carnicerías con el objetivo de mantener el buen estado y las cualidades de todo tipo de carne.

Además, la carne es un alimento que se puede ver afectado rápidamente por microorganismos, y para ello es  preciso conservarla desde el primer momento. Gracias a las últimas innovaciones en cámaras frigoríficas para carnicerías, la carne puede ser comercializada a nivel internacional con los máximos cuidados y respetando los controles sanitarios, de higiene y de buena calidad nutricional.

El sector de la industria cárnica es el cuarto más potente, y el frío industrial juega un papel muy importante. Si ocurre un fallo en la conservación de la carne, esto se puede convertir en consecuencias fatales para los consumidores finales. Por lo tanto, no solo es importante disponer de cámaras frigoríficas para carnicería de calidad, sino que también establecer los controles de mantenimiento de estas cámaras industriales de frio.

 

El control de la temperatura y de la humedad son las claves para la conservación de este exigente alimento. El aumento de las bacterias se reduce a la mitad con cada descenso de la temperatura de 10 °C y prácticamente se detiene en el punto de congelación. La temperatura perfecta para el almacenamiento de la carne esta en torno a -1ºC.

En Exclusivas Frigoríficas disponemos de un amplio catálogo de cámaras frigoríficas para carnicería, que se pueden adaptar a todo tipo de necesidades. Somos empresa líder en cámaras de refrigeración, por lo que nuestro equipo especialista te podrá asesorar en todo momento. Contacta con nosotros para más información.