Consejos para el mantenimiento de la maquinaria industrial:

El mantenimiento de la maquinaria industrial de un hotel, bar o restaurante es un aspecto muy importante si queremos que el rendimiento de esta maquinaria sea el mejor. Sin duda, un mantenimiento correcto hará que se eviten sustos en roturas y que acaben en pérdidas de dinero. Seguimos dando consejos para realizar un buen mantenimiento de maquinaria de hostelería:

 

  1. Vigilar y controlar la maquinaria de hostelería:

Cada maquina tiene un uso óptimo. Por esto, es importante no forzar la maquinaria de hostelería ni los aparatos eléctricos de cocina ni usarlos de una forma que no este indicada por el fabricante. Sin duda, si tu producción aumenta, es mejor invertir en más maquinaria que llevar al límite alguna de ellas.

 

  1. Que las revisiones se realicen por especialistas:

Así como estar al corriente de licencias, seguros y permisos es un requisito de primera importancia, también lo es que el técnico de mantenimiento sea cualificado. Nuestro personal de mantenimiento cuenta con todos los requisitos de calidad y profesionalidad para llevar a cabo un mantenimiento de la maquinaria de hostelería a la perfección.

 

  1. Limpieza de la maquinaria de hostelería:

Volvemos a insistir al tema de la limpieza. En una cocina, gran parte de las averías de la maquinaria son provocados por la grasa. Acumular grasa en nuestra maquinaria de hostelería puede ser el peor enemigo en una cocina industrial o profesional. Para ello, es importante establecer planes de limpieza diarios para evitar acumulaciones.

 

  1. Tener en cuenta todos los detalles de la maquinaria de hostelería:

En muchas ocasiones, la limpieza de la maquinaria y las cámaras frigoríficas se realiza de una manera muy superficial. Es de vital importancia no dejar de lado las juntas de goma, ya que estas realizan una función imprescindible en el funcionamiento de la maquinaria.

Si detectas algún daño en las gomas de las juntas, no dudes en llamar al servicio de reparación para arreglar ese desperfecto. Por muy pequeño que sea, seguro que evitará peores reparaciones.