Las vitrinas expositoras refrigeradas se usan para negocios de venta directa, como charcuterías, carnicerías, helados, comidas preparadas…

La elección de una vitrina expositora es una decisión muy importante para nuestro negocio, principalmente por dos motivos. En primer lugar, la estética y el diseño de la vitrina expositora definirá muy bien el tipo de establecimiento, ya que se trata de un elemento muy visual y que el cliente se fijará en él. En segundo lugar, hay que evaluar bien el tipo de vitrina que necesitamos, y esto dependerá del producto, que debemos evitar que se estropee o se seque.

Existen varios tipos de vitrinas expositoras, y los principales son los siguientes:

  • Vitrina/Mostrador: Muy útil para charcuterías, panaderías, carnicerías y/o pastelería/bollería.
  • Murales: Se utilizan más para embutidos, carnes (sobre todo en supermercados) y lácteos.
  • Vitrinas de Conservación: Se utilizan para elementos que queremos exponer congelador, como helados y ciertos alimentos. Normalmente, estas vitrinas tienen las puertas cerradas.

Las vitrinas también pueden variar según su refrigeración, ya que los fabricantes de esta maquinaria recomiendan elegir la vitrina expositora según la temperatura y el tipo de frío que necesitemos. En este sentido, podemos encontrar vitrinas de frío estático, de frío ventilado o vitrinas de frío semi-estático. La elección de esta dependerá del tipo de alimentos que queremos conservar.

En Exclusivas Frigoríficas contamos con una gran diversidad en vitrinas expositoras refrigeradas, de todo tipo de diseño, tamaño y funcionalidad. Contacta con nosotros y te aconsejaremos la mejor opción según tus necesidades.