Las cámaras de fermentación controlada para panaderías se han convertido en imprescindibles dentro del sector. La función de la cámara es retrasar, ralentizar o amortiguar el proceso de fermentación de la masa. Ésto se realiza a través de una combinación de temperaturas y humedades para adecuarlo a las necesidades del panadero.

Este sistema aporta muchas ventajas a las panaderías, y ha hecho que contar con una fermentadora de pan controlada sea una de las mejores soluciones para un obrador.

La fermentación controlada ha aportado enormes ventajas que han tenido una directa incidencia en la calidad de la vida del panadero. Además ha ayudado a mejorar la calidad y regularidad del producto. Las mejoras son:

  • Comodidad del trabajo, evitando el trabajo nocturno.
  • Regularidad de producto, no depende del clima.
  • Ahorro de levadura, mejora de la calidad de producto.
  • Disponibilidad de producto a cualquier hora.

Una vez se ha introducido la masa elaborada en el armario, este tipo de cámaras admite infinitos tipos de programaciones: en función de las temperaturas, tiempos de cada fase y humedades. Finalizando el ciclo calorífico que permite el horneado de la misma.

En Exclusivas Frigoríficas llevamos en el mercado más de 50 años, siendo uno de los grandes expertos en maquinaria para panadería. Estamos seguros que con nuestro asesoramiento y gama de productos, disponemos de las soluciones perfectas para su obrador.